ROMERÍA DE LA FUENSANTA

Si alguna fiesta de Huerta trasciende por encima de las demás, ésta es sin duda, la romería de la Virgen de la Fuensanta, patrona de la villa y venerada imagen.

Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta
Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta

Cada 7 de Septiembre, puntuales cada año, los hijos de Huerta, los que están y los que se marcharon, se citan en el recoleto paraje de "La Pililla" donde dice la tradición que se apareció la virgen y comparten una tarde de recuerdos, de familia, de añoranzas,...

Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta
Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta

Es tradición repartir la caridad, ahora unas tortas hechas en panificadoras, que aunque conservan sus cañamones y anisillos de sabor agradable, antaño pintadas con las raseras en los hornos del pueblo, el de D. Ángel y el de Santos, haciendo del ritual una fiesta para todos, en especial para los niños.

Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta
Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta

La caridad es una costumbre que se remonta también a la Edad Media. Se repartía en las puertas de las iglesias a los necesitados, a los que no tenían nada que comer. Ahora, la dan las familias como un ofrecimiento o por riguroso orden si no hay nadie que la haya ofrecido. No es este el caso, ya que cada año se dan hasta dos o tres caridades, acudiendo gente de todos los pueblos vecinos y de Cuenca capital.

Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta
Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta

La virgen llega a la ermita por el polvoriento camino a hombros de los hijos de Huerta. Una vez allí, se oficia la misa y se reparte la ya mencionada caridad. Es el lugar de encuentro, donde se recupera el tiempo perdido muchos años sin verse; donde cada uno pone al día la agenda de su vida y escribe otra página hasta el año que viene.

Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta
Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta

Allí es donde más se notan las ausencias, las pérdidas de los seres queridos que poco a poco se han ido marchitando, como ley imperturbable de la vida, y han dejado el vacío en estos momentos entrañables en los que uno se siente más hijo de Huerta.

Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta
Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta

Al atardecer, la virgen regresa de nuevo. Al fondo, el castillo y la fantástica iglesia nos hablan del antiguo esplendor de una villa totalmente medieval que quiere despertar, lentamente, del letargo de la historia.

Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta Imagen de la romería de la Fuensanta
Escudo de Huerta de la Obispalía
Enlace jccm
Enlace diputación de Cuenca