SUBASTA DE LAS ÁNIMAS

Una de las tradiciones más ancestrales que todavía se celebran en Huerta es la subasta de las "ánimas benditas del purgatorio".

Imagen de la subasta de las Ánimas Imagen de la subasta de las Ánimas Imagen de la subasta de las Ánimas

Cada 26 de Diciembre, a la puerta de la iglesia, como se ha hecho a través de los tiempos, se subastan las viandas recogidas por la Cofradía de ánimas casa por casa. Los cofrades con sus alforjas y su campana llegan a todos los rincones del pueblo y al toque de la misma, demandan un presente en nombre de las ánimas del purgatorio que será subastado para recaudar fondos, destinados a decir misas por los difuntos de la localidad a lo largo del año. La gente regala lo que tiene: dulces, garbanzos, judías, bebidas de todo tipo, miel y sobre todo hermosas calabazas que han quedado ya como una tradición en los últimos tiempos.

Imagen de la subasta de las Ánimas Imagen de la subasta de las Ánimas Imagen de la subasta de las Ánimas

Este ritual debió tener sus orígenes en los siglos XVI-XVII, cuando las familias acomodadas dejaban parte de sus bienes a la iglesia para que les dijeran misas, fundando las ya conocidas capellanías. Por el contrario, la gente llana, desamparada y carente de recursos, no tenía medios para poder sufragar los oficios religiosos ni las misas que ayudaran a pagar sus culpas en el purgatorio. Por eso, se organizaban estas subastas con el fin de cubrir económicamente los gastos de las mismas.

Imagen de la subasta de las Ánimas Imagen de la subasta de las Ánimas Imagen de la subasta de las Ánimas

En Huerta, durante los ya mencionados siglos XVI y XVII, las ánimas del purgatorio llegaron a tener gran cantidad de posesiones, no sólo monetarias, sino también en tierras, casas y otros bienes.

Imagen de la subasta de las Ánimas Imagen de la subasta de las Ánimas Imagen de la subasta de las Ánimas

Memorables fueron durante años las subastas realizadas por Máximo, hoy ya fallecido, que daban una nota de color y de sabor añejo a todo el proceso, reuniendo cada 26 de diciembre a una gran cantidad de hijos del pueblo que no querían perderse el momento.

Escudo de Huerta de la Obispalía
Enlace jccm
Enlace diputación de Cuenca